ARTICULO 39 CPEUM. LA SOBERANIA NACIONAL RESIDE ESENCIAL Y ORIGINARIAMENTE EN EL PUEBLO. TODO PODER PUBLICO DIMANA DEL PUEBLO Y SE INSTITUYE PARA BENEFICIO DE ESTE. EL PUEBLO TIENE EN TODO TIEMPO EL INALIENABLE DERECHO DE ALTERAR O MODIFICAR LA FORMA DE SU GOBIERNO.

lunes, 26 de junio de 2017

"No la merecemos" (Revista Proceso, 25 de junio, 2017)


John M. Ackerman

¿Los mexicanos merecemos esta desgracia? 

Fue el francés ultraconservador ­Joseph de Maistre, un filósofo y activista que combatía frontalmente los logros de la Revolución Francesa a finales del siglo XVIII, quien hizo famosa la frase de “cada pueblo tiene el gobierno que se merece”. De la misma manera, los machos suelen justificar las inaceptables e indignantes agresiones sexuales a las mujeres echando la culpa a las víctimas por su manera de vestir o su forma de caminar. 

Todos los días somos testigos de una multitud de acciones de protesta, de movilización y de valentía de parte de periodistas, estudiantes, maestros, candidatos honestos y activistas sociales a lo largo y ancho del país. Todos los días millones de mexicanos se levantan a trabajar y a llevar sus hijos a la escuela, aun sabiendo que no recibirán un salario justo o una educación de calidad como se merecen. Y todos los días miles de niños y niñas sueñan con un mejor futuro, aun sabiendo que la narcopolítica está acabando con su país. 

No somos nosotros, las víctimas, sino los dirigentes del PRIANRD los responsables de la situación actual. En particular, el Partido Revolucionario Institucional ha traicionado su propio nombre destruyendo las instituciones, traicionado la revolución y desmantelado el sistema de partidos. Una enorme ola de hipocresía, cinismo y mentiras ha inundado la Nación. 

Todo se encuentra de cabeza y nada es como parece ser. Hoy se defiende la institucionalidad democrática cuestionando frontalmente a los corruptos e ineptos que tienen secuestrado al Estado, se enaltece los valores sociales de la Revolución Mexicana repudiando a los dos partidos políticos que llevan “revolución” en su nombre y se fortalece el sistema de partidos respaldando al único instituto político que no se define como un partido sino como “movimiento”. 

Si México fuera un país democrático, quizá podríamos dar algún crédito a la idea de que los mexicanos seríamos masoquistas que buscan el dolor y gozan del sufrimiento. Pero en el contexto actual de fraude institucionalizado e impunidad estructural, solo alguien totalmente desubicado podría afirmar que se respeta la soberanía popular en México. Para muestra, véase la falta de celebración alguna de parte de los supuestos votantes del PRI a partir del anuncio de la “victoria” prefabricada de Alfredo Del Mazo como Gobernador del Estado de México. 

También llamó la atención el silencio absoluto de las casi 60 empresas encuestadoras registradas para elaborar encuestas de salida y conteos rápidos durante la elección del 4 de junio en el Estado de México. Evidentemente sus resultados daban como ganadora a Delfina Gómez, pero fueron silenciadas y censuradas por el cada vez más repudiado narcogobiernoespía

El caso de Roy Campos, de Consulta Mitofsky, fue particularmente escandaloso. Después de que su encuesta de abril le dio una clara ventaja a Gómez, Campos de repente se refugió en el silencio más sepulcral. Se negó a dar a conocer los resultados de su encuesta de mayo (y simultáneamente acusó cobardemente y falsamente a un servidor de haber confeccionado una versión de esa encuesta que había sido filtrada por periodistas de la fuente). Finalmente, a pesar de haber jurado que presentaría los resultados de su encuesta de salida a las 8 PM la noche de la elección, Campos de repente decidió guardar sus resultados y esconderse de las cámaras. 

Sin explicación alguna, el Instituto Electoral del Estado de México también decidió de última hora reducir de 5,204 a 3,324 el número de paquetes electorales abiertos durante el conteo distrital. Aun así, a partir del recuento parcial la supuesta ventaja de Del Mazo sobre Gómez se redujo de 3 a 2 por ciento. En algunas casillas recontadas los votos para Del Mazo sufrieron una reducción drástica, como en la Casilla 2836 Básica donde un servidor pudo observar personalmente como la cantidad de votos para el candidato del PRI pasó de 640 a 81. Uno puede imaginar fácilmente la cantidad de mañas hoy escondidas dentro de los 15,281 paquetes no abiertos. 

En estas mismas páginas (http://ow.ly/WBrX30cMhcN), ya hemos explicado algunas razones por las cuales el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, si realmente fuera autónomo, tendría que anular la eventual entrega de la constancia de mayoría a Del Mazo. Pero como sabemos que la independencia de las instituciones electorales no es más que un “mito genial” (Pedro Aspe dixit), hay que pensar simultáneamente en otras estrategias para hacer valer la soberanía popular. 

Los ciudadanos no merecemos la desgracia que vivimos, pero sí tenemos una parte de la culpa. Por ejemplo, en el Estado de México cualquier ciudadano de cualquier entidad federativa pudo haber registrado como observador electoral independiente, pero muy pocos lo hicieron. 

La elección presidencial de 2018 es demasiada importante para dejarla en manos de las instituciones realmente existentes. Asimismo, el reto es tan grande que tampoco podemos dejar en manos de Morena toda la responsabilidad de cuidar la elección. 

El fraude no solamente constituye un agravio en contra del candidato defraudado sino también en contra de toda la sociedad. Los ciudadanos libres tenemos la obligación histórica de movilizarnos de manera masiva a lo largo y ancho de la república no solamente para votar sino también para defender la autenticidad del sufragio ciudadano en 2018. De lo contrario, podemos estar seguros de que volverán a robarnos la esperanza. 

Dante acertó cuando escribió que “los lugares más calientes de infierno están reservados para aquellos en tiempos de crisis moral mantienen su neutralidad”.  Si la Nación vuelve a cubrirse en oscuridad no será la culpa de López Obrador sino de todos aquellos que se hayan quedado en las gradas observando la carnicería sin levantar un solo dedo. 


Twitter: @JohnMAckerman

11 comentarios:

  1. Creo fundamentalmente, que toda esta pasividad que nos envuelve como sociedad, y nos limita a ejercer acción alguna en la defensa de nuestra elección, en este caso particular, tiene que ver con la educación e idiosincrasia inculcada no únicamente en casa, sino también a través del miedo "mediático" e "informativo" que constituye nuestra actual manera de generar opiniones, toda vez que estamos "limitados" y "circunscritos" a una cultura que no permea ningún otro tipo de comportamientos, ya que como mencioné antes, el miedo y la nula compasión o sensibilidad por la conciencia social no ha sido aprendida. Somos por naturaleza seguidores y necesitamos a más de un líder, que represente a la oposición, pero de manera "universal", que "unifique" o tenga algo en común con todos los "mexicos" y que no sólo represente a un segmento de la población, sobre todo, que se identifique con la juventud, y que haga esa tarea titánica de convencer a un 10 o 20 por ciento extra del padrón que nos habria adjudicado un triunfo indiscutible. En fin que no es un único frente en el que necesitamos crecer, combatir y avanzar, de otra manera nunca conoceremos una verdadera "Democracia"...

    ResponderEliminar
  2. Afortunadamente ya no estaré viviendo en este país "DEMOCRÁTICO"donde el Mexicano en general es dejado, vuelvo y lo digo el lic AMLO ganara por mayoría pero en un país donde la democracia les vale va haber de nuevo fraude

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sugiero que te quedes a defender a nuestro México, el mexicano es dejado o huidízo.

      Eliminar
  3. Lamento la actitud de mis compatriotas, viven los sueños de la conformidad, no llevan en la venas la sangre de los valientes hombres que murieron por darnos libertad.
    MEXICO SIGUE DORMIDO.

    ResponderEliminar
  4. ..."necesitamos a más de un líder". La frase está tomada del comentario de RaulDiaz y la uso como punto de partida para expresar una idea que, espero, ayude al país. Nadie podría contradecir lo dicho en el artículo de JA, pero lo importante es encontrar una solución y buena parte de ella es sugerirle al articulista que convenza a Carmen Aristegui para que se adhiera al movimiento que encabeza AMLO y participe en la recuperación de México. Ella ha dicho más de una vez que el periodismo es su profesión y que la política no le interesa, pero México la necesita en un puesto más beligerante (y no es que el que actualmente ocupa no lo sea). Su (¿hiper?) actividad, su capacidad de organización y, sobre todo, su enorme personalidad serían de incalculable valor para recuperar al país. Después podría continuar con su gran pasión: el periodismo.

    ResponderEliminar
  5. La página esta bloqueda por el gobierno nefasto del PRI, no se permite su difusión en las redes sociales esta restringida. !Que poca madre de gobierno tenemos¡

    ResponderEliminar
  6. Mientras el PRI-Gobierno, busque la protección de Washington a cambio de abrir a los grandes capitales las riquezas energèticas del País, no habrá movimiento social que tenga éxito. A ese grado llegan los vendepatrias emanados del PRIANRD. Habrá uno que otro patriota por aquí por allá, que apoye el clamor de la sociedad y con toda valentía ayude a la recuperación del País, no perder la esperanza.

    ResponderEliminar
  7. Estos vendepatrias se sienten protegidos por la mafia financiera asentada en Washington, reciben por la venta del patrimonio nacional carretadas de millones de dolares que utilizan para comprar al que se deje, segun el sapo es la pedrada. Ojala la gente llegue a tener conciencia de que al vender su voto esta vendiendo su futuro.
    En Venezuela se les esta complicando, gracias que la excancillaer Dely Rguez., mantuvo a raya a los perros del imperio, agrupados en la OEA.

    ResponderEliminar
  8. En las elecciones del pasado 4 de junio en el Estado de México, el pueblo tuvo consciencia y votó en favor de la candidata de Morena, Delfina Gómez, pero la maquinaria fraudulenta del PRI robó la victoria a la maestra Gómez. Lo que es completamente frustrante es que no se fue más allá de la protesta ante este fraude y que el caso no se haya tratado a más alto nivel con acusaciones ante organismos internacionales como la Corte Penal Internacional de Justicia, Transparency International u otro organismo pertinente. El profesor e investigador Edgardo Buscaglia ha afirmado haber hecho muchas recomendaciones para luchar contra la corrupción, contra el fraude electoral, etc, pero no se ha hecho nada con respecto a esto y ha afirmado últimamente que las víctimas de este fraude deberían de estar ya ante los organismos internacionales para reclamar un juicio. Si creemos que en el 2018, la victoria será respetada es que también creemos en Los Reyes Magos. Existe una gran desilución ante un cierto inmovilismo de parte de Morena para defender la victoria del Estado de México. Hay suficientes pruebas para demostrar este fraude para que haya acusaciones. Recuperar la victoria es recuperar la confianza de los mexiquenses y de todo el pueblo de México. Gracias Dr. Ackerman por sus artículos que ayudan a despertar consciencias. Sí, se requieren más líderes que sigan convenciendo a la comunidad.

    ResponderEliminar
  9. Que razón tiene Jhon Akerman, mientras siga habiendo mexicanos que se queden cruzados de brazos mientras los estén robando este país no tiene salvación, ojala que lo entendamos.

    ResponderEliminar
  10. Mucho de lo escrito tiene todo el sentido del mundo, sin embargo, pensar que sólo un líder nos sacará de esta situación, es otra forma de huir de la realidad de que, sólo progresaremos el día en que todos los mexicanos nos tomemos en serio la participación ciudadana informada, capacitada y organizada para exigir mejores gobiernos y gobernantes que trabajen para resolver los muchos problemas que padece nuestro país. Creer que cuando el mesías AMLO, su sola presencia acabará con la corrupción y todos los males que nos aquejan es otro idealismo totalmente fuera de realidad.
    Oír hablar a AMLO como el gran redentor que México está esperando sólo me hace pensar que, o es tonto él (que no creo que lo sea), o nos cree tontos (pendejos) a los mexicanos.
    Creo que ya es hora de tomarnos con seriedad y responsabilidad el momento que vivimos y actuar en consecuencia.

    ResponderEliminar